El Parque  Zoológico  Chorros  de  Milla,  fue  creado el  27  de  octubre  del  año  1958 durante  el  gobierno  de  Marcos Pérez  Jiménez  con  la  intención  de  proporcionar  a propios  y  visitantes  al  estado  Mérida  un  parque  natural  dentro  de  la  ciudad  que concentrara  a  las  especies  de  flora  del  estado.  Actualmente  es  administrado por  la Corporación Merideña de Turismo(CORMETUR), y se ubica al noreste de la ciudad de  Mérida  en  la  cuenca  media  del  rio  Milla,  en  un  cañón  de  estrecho  espacio, cercado de montañas cubiertas por gramíneas en las partes superiores y remanentes de selvas nubladas andinas en la parte inferior.

El parque está ubicado en una superficie de diez hectáreas aproximadamente, en cuya  extensión  la  vegetación  se  corresponde  con  una  selva  nublada,  con  helechos arborescentes,  bromelias,  epifitas,  entre  otras,  que  aportan  gran  valor  paisajístico  al lugar. Este es un espacio físico natural rico en una variedad de especies botánicas y de fauna andina, así como de historia y leyendas emeritenses, que son parte de los atractivos del lugar.

El Parque Chorros de Milla debe su nombre a una leyenda indígena, realzada por el  insigne  cronista  merideño  Don  Tulio Febres  Cordero,  ya  que  la  gran  nación Muisca, a la que pertenecieron los indígenas de los andes venezolanos, dio origen a muchas leyendas, una de ellas donde el valiente guerrero Murachi le hizo jurar a su amada,  la  bella princesa  Tibisay  que  si  algún  día  el  moría  en  batalla,  no  permitiese jamás  que  un  hombre  blanco  la  viera  infelizmente,  el  destino  hizo  cumplir  la premonición  de  Murachi,  y  Tibisay fiel  a  su  promesa  se  internó  en  la  espesura  del bosque andino, en donde su llanto y cantos melancólicos formaron las aguas del río que ahora fluye por el terreno del zoológico y que nace junto con el río Albarregas.

El  parque  se  encuentra  localizado  a  una  altitud  aproximada  de  1850  msnm, con una temperatura media que oscila entre los 10 y 23 ºC. Estas condiciones climáticas corresponden a la zona de selva nublada, de allí que podemos encontrar vestigios de la  vegetación  típica  de  este  ecosistema,  como helechos  arborescentes, bromelias, epifitas,  entre  otras.  Además,  es   un escenario natural  y  denso  observándose frondosos árboles  y  vegetación  exuberante,  donde  seis  de  sus  diez  hectáreas  son bosques, en  cuyas  laderas  afloran  grandes  formaciones  de  areniscas  y  cuarzo  de excepcional belleza.

Dentro  de  la  colección  de  fauna  se  encuentran especies  locales,  nacionales  y algunas  de  carácter  internacional,  siendo  las  consideradas  emblemáticas:  Cóndor, Rey   Zamuro,   Águila   de   Copete,   Puma,   Jaguar,   Cunaguaro,   Danta,   Venado Caramerudo,  Mono  Araña  Negro,  Mono  Capuchino,  Papión  Sagrado,  entre  otros. Todas estas especies forman parte del inventario de fauna del parque zoológico, las cuales  se  encuentran  distribuidas  en  exhibidores  a  lo  largo  y  ancho  de  la  superficie del mismo.

Este es uno de los atractivos más icónicos en el estado Mérida, y con el paso del tiempo su propósito inicial se evolucionó para convertiste en un reservorio de fauna y flora,  que  incorpora  elementos  comerciales,  por  lo  que ha  presentado  una  serie  de modificaciones   en   su   estructura,   en   la   distribución   de   las   especies,   en   la incorporación de elementos comerciales y publicitarios, mejoras en sus caminerías y pasamanos,  entre  otros.  Esto  lo  ha convertido  en un  reservorio  de flora, fauna  y  un parque  natural con  una  amplia  variedad  de  especies, que  lo  enriquecen  y  le diversifican  al  ser un  espacio  recreativo  de  contemplación  y  observación  zoológica que le proporciona un especial toque de interés turístico.

En la actualidad se han desarrollado senderos para la práctica de esta actividad, la contemplación de la naturaleza y observación de aves, ya que el parque cuenta con excelentes  ambientes  que sirven  como escenario para  la observación  de especies típicas  provenientes  de  los  remanentes   de   la  selva  nublada  que  rodean  sus instalaciones. Es  por  ello, que  el  Parque  Zoológico  Chorros  de  Milla  es  un  espacio natural  de  preferencia  para  propios  y  visitantes  al  estado  Mérida, al  ser  único  en  su tipo  en  todo  el  occidente  venezolano,  donde  su  concepto  incorpora  elementos  de flora,  fauna  y  actividades  al  aire  libre  para  que  sus  visitantes  vivan  experiencias inolvidables.